Podría haber sido Tigregatica, porque a él le hubiese gustado más. Pero el apelativo de Mono lo definió por las buenas y por las malas, que son las que quiero incluir en este blog. Las buenas y las malas de antes y de ahora. Las mías y las ajenas. Las de nuestro país y las del mundo. Las que nos permiten vivir y las que nos obligan a hacerlo. En Dios creo, y en algunas personas (muertas y vivas) también. No demasiadas. Pero suficientes. Todos los demás, que paguen al contado.

viernes, 10 de octubre de 2008

EL (PARA MUCHOS) MISTERIO SINDICAL II

El cuestionamiento de la la Ley Mucci (el fracasado instrumento con que Raúl Alfonsín pretendió aplastar al sindicalismo peronista en los inicios de su gobierno) tiene que ser leído como un intento de desarticular la organización sindical a todos los niveles, y esto iba a perjudicar a los obreros, y NO A LA DIRIGENCIA SINDICAL. Parece que algunos tienen un discurso muy dogmático respecto de las organizaciones sindicales, y desconocen la dinámica contradictoria de bases y burocracias sindicales: como dice el lúcido Rodolfo Walsh en el documento crítico de 1976 a la conducción montonera, esa burocracia sindical es el paraguas protectorio sobre el cual se repliega la clase trabajadora en momentos de represión, es la organización básica que el trabajador reconoce como propia, el último resguardo de sus derechos; quien piensa al sindicalismo sólo como burocracia patoteril le hace un flaco favor a los trabajadores, y demuestra el desconocimiento real del campo popular. /////////////////////////////////////////////
No cuestionamos los logros del ex presidente radical, pero parece que cuestionar a Alfonsín se transformó en un tabú de la política argentina, y esto es lamentable. Nadie se atreve a desmenuzar su nocivo discurso de la teoría de los dos demonios y del equívoco histórico que fogoneó el propio Alfonsín para sepultar en el arcón de los recuerdos el pasado político de las luchas populares anteriores a 1976, y así lograr que para las generaciones jóvenes el peronismo sólo sea ” una banda de chorros ,clientelistas y transeros” y no lo que realmente fue: el movimiento popular que salió a interpelar al sistema político liberal, y el protagonista de las luchas populares. //// Birlado a Luciano, responsable de www.desiertodeideas.blogspot.com

1 comentario:

LUCIANO dijo...

Gracias, Enrique.

A vos el copyright no te lo cobro

JA JA JA¡¡¡

saludos