Podría haber sido Tigregatica, porque a él le hubiese gustado más. Pero el apelativo de Mono lo definió por las buenas y por las malas, que son las que quiero incluir en este blog. Las buenas y las malas de antes y de ahora. Las mías y las ajenas. Las de nuestro país y las del mundo. Las que nos permiten vivir y las que nos obligan a hacerlo. En Dios creo, y en algunas personas (muertas y vivas) también. No demasiadas. Pero suficientes. Todos los demás, que paguen al contado.

jueves, 14 de agosto de 2008

PIRATAS HONRADOS

De mis tiempos de estudiante universitario setentista tengo pocos buenos recuerdos. Uno es haber escuchado en ese ámbito al cantante español Paco Ibáñez, quien llegó por esos tiempos a Buenos Aires y brindó un hermoso recital con adaptaciones musicalizadas de enormes poetas connacionales suyos de las épocas de oro, desde Quevedo y Góngora hasta Luis Cernuda y Gabriel Celaya, pasando por Machado, Miguel Hernández y Rafael Alberti. Todo esto para decir que no recuerdo quién es el autor de este fragmento que va a continuación y meterle después un remate de actualidad barata y berreta: /Había una vez un lobito bueno, al que maltrataban todos los corderos/ y había también un príncipe malo, una bruja hermosa y un pirata honrado/ Todas esas cosas había una vez, cuando yo soñaba un mundo al revés.../ Evoqué estos irónicos versos, ayer, después de leer en algún sitio que un juez nacional citó a Luis D'Elía para que le explique por qué maltrató en Plaza de Mayo a un honorable ciudadano que venía aporreándolo desde diez cuadras atrás con el nunca bien ponderado sonsonete: "¿Cuánto te paga la conchuda, negro de mierda?" y otras lindezas de similar calibre. Lo evoqué con más claridad cuando, minutos después, leí en otro sitio que la semana próxima no sé qué comisión internacional relacionada con la prensa (lo mismo da) tratará en Buenos Aires el "amordazamiento" del periodismo argentino por parte del gobierno actual. Recordé a Paco Ibáñez y a su guitarra, aún con más fuerza, después de calcular a la bartola que no menos de un 90% de las empresas periodísticas argentinas (con la complicidad de la mayoría de sus empleados atorrantes y/o inútiles) están demoliendo la democracia y orinando en la puerta de nuestras casas desde hace cinco meses.

5 comentarios:

Caribe dijo...

te dejo este recuerdo entonces.
http://derekdice.blogspot.com/2008/08/el-descamisado-anacronico.html

Eva Row dijo...

excelente

Eva Row dijo...

hermano, gracias por encontrar las palabras justas, es difícil sentarse frente a un texto y sentir que uno tiene màs nada que agregar, que lo dicho es completo, es difìcil quedarse mudo por el texto absoluto, y por la realidad descripta en ese texto, sin embargo rompì la paràlisis en que me sumió leer para decirte estas cosas, hermano.

Enrique Martín dijo...

GRACIAS A LOS QUE INTENTARON DESASNARME CON EL AUTOR DEL POEMA.PARA EDUARDO REAL ES EL FRANCÉS GEORGES BRASSENS, PARA SERGIO LEVINSKY ES EL ESPAÑOL JUAN AGUSTÍN GOYTISOLO. GRACIAS A LOS DOS. Y TAMBIÉN -POR SUS LÍNEAS- A MI AMIGO CLAUDIO DÍAZ (AQUEL QUE RENUNCIÓ A CLARÍN ASQUEADO POR EL MONOPOLIO). EL TEXTO DE SU RENUNCIA TODAVÍA CIRCULA POR LA WEB Y ES UN EJEMPLO DE LEALTAD, HONESTIDAD, EN FIN, DE TODO LO QUE NO HAY HOY DÍA EN NUESTRO PRIODISMO.

MONA dijo...

Muy bueno tu blog.
Anoche vi a Delia por TV, en un programa que creo que se llama Estado de Situación.
Me pareció una persona muy coherente. Tiene pensamiento propio, que no es espejo de los medios de comunicación, como el de tantos que llevan a los programas... Habló de la prensa, que opina en resguardo de sus propios intereses... les dió bastante duro... Y el periodista (que no lo conozco...) lo dejó hablar... NO LO PODIA CREER!!!
Bueno... te cuento que puse tu blog en favoritos, para entrar a leerlo más seguido. Hoy lo encomtr´çe de pura casualidad...
Y te invito a pasar por el mío...
Salu2