Podría haber sido Tigregatica, porque a él le hubiese gustado más. Pero el apelativo de Mono lo definió por las buenas y por las malas, que son las que quiero incluir en este blog. Las buenas y las malas de antes y de ahora. Las mías y las ajenas. Las de nuestro país y las del mundo. Las que nos permiten vivir y las que nos obligan a hacerlo. En Dios creo, y en algunas personas (muertas y vivas) también. No demasiadas. Pero suficientes. Todos los demás, que paguen al contado.

martes, 19 de agosto de 2008

BARDACH: ANDÁ A NADAR...

Como fotos amarillentas, hoy cierro los ojos y veo tapas de El Gráfico con deportistas argentinos exhibiendo peinados Glostora y sonrisas Corega. Había remeros, esgrimistas, boxeadores, atletas, nadadores y ciclistas. Todos amateurs. Ninguno cobraba nada ni le pedía nada al Estado. El Estado sabía lo que tenía que hacer. Y lo hacía. Por ese tiempo fuimos también campeones mundiales de basquetbol y Oscar Panno campeón mundial juvenil de ajedrez. En los Juegos del 48, Delfo Cabrera ganó nada menos que el marathon, la prueba olímpica por antonomasia. Y la delegación argentina volvió con una ristra de medallas. Un tal Pascualito Pérez trajo también la de oro, gratis, como mandaba el código del amateurismo. No como hoy, que tenemos a Lionel Messi (que es bueno y es nuestro pero es profesional) desparramando rivales frente a la muralla china, y Brasil tiene a Ronaldinho. Pero bueno. Así son las leyes deportivas que piden y obtienen los sponsors publicitarios, sin que a los periodistas deportivos se les mueva un pelo. Hasta que hoy, sí hoy, cuando recordábamos que entre la segunda presidencia de Perón y el gobierno de Kirchner no habíamos obtenido medallas olímpicas doradas (los remeros Capozzo-Guerrero en 1952 y fútbol y basquet en 2004), hoy, el legendario ciclista marplatense Juan Esteban Curuchet, de ¡43! años se alzó con la apreciada presea (así se decía antes) en dupla con Walter Pérez, al obtener la prueba Madison (200 vueltas a un velódromo de 250 metros, es decir, 50 kilómetros a puro sprint y resistencia). Curuchet vociferó al micrófono que estaba orgulloso de ser argentino; Pérez besó la bandera en el piso, y ninguno recordó si habían recibido apoyo estatal (que primero debe ir a la alimentación, luego a la salud y luego a la educación). Pues ganaron igual. Creo que me emocioné frente a la pantalla del 7. Sobre todo porque eran ciclistas. Y enseguida recordé dos cosas: hace un mes medio, la nadadora cordobesa Georgina Bardach, en medio del conflicto del campo y tratando de sacar vaya uno a saber qué ventaja, disparó hacia los movileros de la cadena nacional sojera: "Si vengo con una medalla, no voy a ir a la Casa de Gobierno. No quiero que Cristina me reciba". Mientras Curuchet seguía llorando en el podio, después de su hazaña tras seis intentos olímpicos, pasaron los resultados generales. También los de natación. Bardach había logrado un extraordinario 37º puesto entre 38 participantes...Bueno, me dije, es lo que hace una nadadora: nada...

12 comentarios:

Eva Row dijo...

Magnífico post Enrique, lo disfruté de verdad, porque tengo edad para recordar las tapas de El Gráfico, los peinados Glostora, los pantaloncitos bien a la cintura y holgados, las musculosas y las caras sonrientes francas y sin pose y las dedicatorias...¿te acordás?: le dedico este triunfo a...Tiempos pasados...Nostalgia...
Como vos le digo a Bardach: ANDÁTE A NADAR

polycarpo dijo...

excelente viejo

pide marco este post
un abrazo desde santiago del estero!

p/d: se que no este es uno de esos comentarios que no suma, pero debia dejarlo, a modo de agradecimiento ante la claridad de la idea que lograste plasmar en este post

nos queda esperar que los changos del futbol y las chinitas del hockey se traigan la de oro
por supuesto que pongo fichas en los jugadores del seleccionado del basket, pero esto esta mas dificil, no imposible, somos argentina, podemos superar cualquier barrera

saludos!

Caribe dijo...

Buenisimo!!!...¡Y que se vaya a la Piscina que la Nado tambien!

el norte digital dijo...

Muy buen post, lo publicamos.
La cadena sojera sería Cadena 3, no?
Saludos!

:)

Seba Lorenzo dijo...

Muy buen el post. Realmente esta mina se merece eso. Ayer la vi diciendo que pensaba que el nadador que logró las 8 medallas seguramente se dopa... Hoy lo voy a poner rn mi blog a tu post. Felicitaciones. Seba Lorenzo // www.sebalorenzo.com.ar

Añdrea dijo...

Aclaro que se rompió mi teclado y ño teñgo letra e`´e y tampoco v larga...uso v corta y `ñ´ es divertido iñteñtar leer...
Es así como dice Lucas los ñeñes vieñ de la Repúlica ñecesitañ ser expoñsoriados, avalados y aplaudidos siño masillamos su desiñterzado arte a favor del puevlo... que se vallañ a la mierda...
Añdrea desde Corral de Vustos

VerboAmerica dijo...

Lo peor es que Georgina recibía dinero por entrenar. Una beca interesante.

Lo que quería era que le paguen el pasaje a China.

walter besuzzo dijo...

ni los chacareros la bancan
lo puse en mi blog

Racing mood dijo...

Muy bueno el post Enrique!
Lo mas triste es lo que esta chica dijo en un diario de hoy: "Phelps se dopa"... me sono a "yo salí anteultima por que no me dopo, los 36 que salieron adelante mio seguro que si"

Fernando Cassia dijo...

Excelente, te linkeo...

Te gusta este botón para blogs? ;-)

http://fcassia.googlepages.com/georgina.jpg

FC

Anónimo dijo...

Hola, es el tercer aqrtículo que leo en tu blog, y recién lo conozco. Es bueno en serio.
Más allá de eso, quería decirte que el deporte no es un lujo, no estoy de acuerdo con que "primero alimento, después salud y educación" y recién, quizá pensamos en Deporte... desde ya que si alguien no come no puede hacer deporte, pero el gobierno peronista de Perón (perdón las redundancia, quizá valga)quizó construir un país en el que, entre otras cosas, hayan 5 millones de deportistas. el deporte es una necesidad, no necesitamos un país con alimentación (que tampoco tenemos), necesitamos un país donde la gente se alimente bien y tenga acceso a la educación, la salud, el deporte, la cultura, a actividades recreativas, etc. Necesitamos un país entero.

Tampoco estoy de acuerdo cuando en el post parece que gracias a Kirchner Argentina volvió a ganar una medalla de oro después de 52 años, como si este gobierno tuviera algo que ver con el fútbol y/o el basquet, como si hubiesen hecho algo. Y la medalla de oro en ciclismo la ganaron Curuchet-Pérez, qué apoyo recibieron. Si esos dos deportistas fenomenales y ejemplares aman a su país, no significa que esten de acuerdo con el gobierno ni que piensen que el gobierno apoya al deporte (no conozco muchos deportistas de alta competición que piensen eso), significa que aman a nuestro país y se sienten orgllosos de ser argentinos, con sus cosas buenos, sus cosas malas y sus gobiernos peores. Saludos.

Enrique Martín dijo...

Respondo al post anterior:

Por cortesía, y en vista de su interés en mi blog, he publicado su mensaje. Pero no volveré a hacerlo mientras usted se refugie en un "Anónimo" que no me dice nada. O me dice que, por algo, usted no quiere que se sepa quién es. Dios no quiere cosas feas.
Disculpe.
Mono Gatica/Enrique Martín